Godino portada

Godino – “El sonido de esa época”

12.00 

12.00 € precio normal

 

In stock

SKU: DW45 Category: Tags: ,

Product Description

Discos Walden publica el disco de debut de Godino, el nuevo proyecto de Enrique Godino, de Cohete (y de Detergente o Jonson & Jonson) aprovechando el parón indefinido de estos. Un disco de sonido clásico y fresco y primaveral y otoñal y veraniego e invernal.

El disco se publica exclusivamente en vinilo en una edición limitada de 199 copias con portada del gran David Sánchez.

El 17 de marzo se presentará en directo en Funhouse (Madrid). Síguenos en Facebook para conocer más detalles al respecto pronto.

He aquí unas palabras del propio artista comentando la jugada:

Godino es mi primer apellido, pero también el nombre elegido para el proyecto cuyo primer artefacto sonoro tienes entre tus manos. Y aunque obvia, se trata de una elección algo improvisada, quizás igual que mucho de lo que hemos hecho para llegar aquí. La idea que tenía en la cabeza cuando pensé en hacer este disco fue la de hacerlo ‘fácil’. Estaba en medio de una excedencia, con bastante tiempo libre, pero recientemente había terminado el segundo disco de Cohete, proceso que había durado bastante tiempo, y por eso tenía ganas de algo rápido y sucio. Y el disco es en parte rápido y sucio, pero por otra parte ha sido de nuevo demasiado largo. Extraña coincidencia que de nuevo me pase a mí. Aquí os lo cuento.

Había ido pasando maquetas a mi hermano Jaime (quien militó en Patrullero Mancuso) y a mis amigos Fernando y Óscar (a.k.a. Oky von Stoky) desde Febrero de 2013, hasta completar las diez, y en Mayo empezamos a ensayarlas. Me encantó que previamente ninguno lo dudara cuando les propuse hacer un disco juntos. Con Jaime y Fernando ya había tocado, 20 años atrás, en un grupo llamado Los Royalties, aunque entonces Jaime tocaba la batería, y nos lo habíamos pasado muy bien, así que por qué no iba a ser lo mismo veinte años más tarde. A Óscar lo conocí en esa época gracias a Guiller Momonje y Olaf Ladousse, con los que tocaba en Eko Sisters. Ya por entonces pensaba que Óscar es EL BATERÍA. Y con mis nuevos socios empecé a ensayar, primero por separado con cada uno, unas 4 o 5 veces, y después juntos hicimos otros tantos ensayos. Y cuando casi nos sabíamos las canciones, llegó la fecha de entrar en el estudio.

Elegimos Estudio Brazil para grabar, con Javier Ortiz a los mandos y Marcos Bandera como asistente. El plan consistía en grabar 10 canciones en 3 días y para ello usar mi 8 pistas analógico, con el que más tarde acabaríamos las mezclas. Íbamos a grabar todos a la vez y en la misma sala, un número ejecutado sin red. Empezamos con bastante tino, grabando La Marcha, Nos vamos, Tres cafés y S. Seacabó el primer día. Pero al segundo día mi magnetofón se fastidió. Cuando estábamos grabando ‘La vida en el campo’, la velocidad de la cinta empezó a fluctuar, y hubo que dejar de usarlo y pasar a usar el 24 pistas del estudio, en cuyo montaje y ajuste hubo que emplear un rato largo. Pero ese grabador suena mucho mejor que el mío, de modo que no hay mal que por bien no venga. Acabamos el segundo día de grabación con canciones que nos salían peor y algo cansados por haber sido un día largo. El tercero rematamos las bases y nos dio tiempo a grabar una voz. Y ahí acabaron los días reservados. Y de tener 10 canciones acabadas de grabar en mi 8 pistas, listas para mezclar, pasamos a tener sólo una acabada y otras 9 sin voces repartidas en dos magnetofones. Mis planes de hacerlo con agilidad comenzaban a esfumarse, pero qué bien lo pasamos.

Me fui de vacaciones y algo más tarde me reincorporé al trabajo. Hasta octubre no pude retomar el trabajo en Brazil, y en dos días acabamos de grabar y mezclar las 6 canciones grabadas allí. Mil gracias a Javier y Marcos por hacer de Brazil un parque de atracciones. En paralelo fui trabajando en el sótano de casa de mi madre con mi magnetofón, que tuve que mandar reparar previamente (gracias a Javier Laya). Algunas veces me ayudaron Jaime y Fernando como Tape Operators, y qué risas explicando cosas de audio a dos de letras. Un curso acelerado y en seguida estaban grabando, rebobinando y pinchando mientras yo cantaba, controlando los vúmetros, accionando el talkback y a la vez produciendo y aconsejando. Otras veces me grabé a mí mismo y así es como grabé la voz de ‘Nos vamos’, en una sola toma, después de pulsar REC+PLAY y salir corriendo a la habitación contigua, un trastero, donde tenía el micro y los cascos. Trabajar sin presión hace que tiendas a barrockizar (término acuñado por Patrullero Mancuso) más de la cuenta. Por otro lado, grabar con un 8 pistas analógico no es sencillo. Desmagnetiza y limpia cabezas y guías, ten cuidado con las cintas, ajusta niveles y bias, escucha ese nuevo ruidito que acaba de empezar a hacer, y entre tanto, haz ping pong y mete 3 cosas distintas en la misma pista…Mi hermana Ana grabó coros en ‘Contramarcha’ y ‘Nos vamos’, y ya sabe que está reclutada para lo que venga. De ahí pasamos a mezclar, también a cinta analógica, una suerte de prueba y error a la hora de ajustar el equipo y encontrar el sonido. Y digamos que todo eso nos llevó casi otro año, porque lo hacíamos de cuando en cuando, hasta el día en que tuve que desalojar el sótano. Gracias, Mamá y Alfredo, por haberme dejado el sótano y también por haber conseguido que terminara.

Entre tanto, en una conversación con Manuel Moreno (a.k.a. Manu Bang), le dejé caer lo que estaba haciendo y le pregunté si estaría interesado en editarlo, a lo que accedió tras haber ido recibiendo un goteo de canciones medio listas durante varios meses. Nuestros sinceros agradecimientos hacia él igualmente. Ya lo decía Germán Carrascosa en el concierto que Discos Walden organizó hace unos meses, cuando, mientras tocaba con La Alegría de Barrio, nos recordaba a los asistentes que estábamos ahí gracias a que a Manu le gusta este ‘arte’ y se mete en estos fregados.

Y también entre tanto, le pedí a David Sánchez que nos hiciera la portada. David y yo nos conocemos desde hace unos pocos años, pero nos aguantamos tan bien que hasta nos hemos ido de vacaciones juntos en alguna ocasión. Y nos ha regalado una portada fantástica, como todo lo que idea y dibuja.

Y hasta aquí puedo escribir.”

Additional Information

Weight 251 g